Las ventanas de aluminio en Pinto pueden tener acabados de diferentes estéticas. Lo primero que hay que tener en cuenta es que los ventanales alumínicos pueden ser de diferentes tipos: aluminio anodizado, aluminio texturizado, aluminio lacado o aluminio de efecto madera. La elección de estos tipos de ventanas variará también la clase de acabados por los que puedes optar. Además, no todos los acabados quedan bien con todas las decoraciones (eso dependerá de tu propiedad).

Los acabados anodizados de las ventanas de aluminio de Pinto son de gran dureza porque en su exterior se aplica una capa de óxido que actúa de sellante del material para proteger de la corrosión típica del paso del tiempo. El aspecto aparenta metalizado y los colores pueden elegirse entre tonos plateados o dorados. Los lacados son algo diferentes, puesto que lo que se aplica es una capa de pintura sin plomo en polvo que es cocida a temperatura muy alta para que se fije.

Lo importante es que la ventana que escojas se adapte a la perfección a la estética que ya tiene el resto del decorado de tu hogar o propiedad. Por esta razón, debes tener en cuenta que existe una gran variedad de tonos y colores entre los que elegir. Además de los colores de siempre, sus variedades son inmensas si le añades la posibilidad de escogerlo con brillo o mate, texturizados, que imitan a la madera o metálicos. Sin lugar a dudas, cambiarán el aspecto del espacio que ocupen.

Elegir bien un material para que tenga un buen acabado una vez se instale es imprescindible. Si tienes dudas, consulta a profesionales. Todos estos tipos de ventanas con acabados en aluminio son realizados por nuestro equipo profesional. Si quieres más información sobre nuestros servicios, contacta sin ningún tipo de compromiso con Aluminios Fabritec.