Como instaladores de ventanas de aluminio baratas en Madrid centro también contamos con un amplio catálogo de mamparas de baño. En un artículo anterior ya hablamos de las ventajas que aportan este tipo de estructuras al cuarto de baño, frente a las clásicas cortinas. Hoy queremos explicar los diferentes modelos que hay y cuándo es más recomendable emplear cada uno.

En primer lugar, una de las mamparas más comunes es la corredera. Estas son perfectas para los baños pequeños, pues al tratarse de un mecanismo corredero no habrá que contar con el ángulo de apertura de la puerta. Por el contrario, uno de los principales problemas que presentan es que su limpieza es un poco más compleja, por contar con un mayor número de recovecos.

En segundo lugar, están las mamparas con puertas abatibles. En este caso tenemos una solución mucho más cómoda a la hora de limpiar y con una acabado estético más minimalista. Eso sí, deberá tenerse en cuenta el ángulo de apertura a la hora de instalarlas.

Una tercera opción, son las mamparas plegables. En este caso, habrá que contar con cierto ángulo de apertura, aunque esté será menor. Son la solución perfecta para aquellos platos de ducha más pequeños, que no podrían incorporar un sistemas corredero.

Por último, en nuestra empresa de ventanas de aluminio baratas en Madrid centro hemos observado que cada vez se emplean más las mamparas fijas. Esta es una solución habitual en bañeras, donde se pone una zona de cristal que protegerá la parte de ducha. También se suelen emplear en diseños de baño minimalista.

No esperes más para darle a tu baño el toque de estilo que necesita y contacta con Aluminios Fabritec.